SHIATSU

 

La primera vez que ves u oyes el término resulta extraño, exótico… Japón, el lugar del Sol Naciente. Sí, fuera de ese archipiélago maravilloso resulta extraño y exótico. Fue durante un seminario de KAIGO (término también japonés sobre el cuidado de las personas mayores) que conocí la técnica. Me fascinó.

El seminario comenzó con las siguientes palabras:

NO PODEMOS SEPARAR CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU

PARA CONSEGUIR UNA BUENA SALUD.

ME FASCINÓ. Acaparó toda m atención. Entender la vida como un todo y una técnica corporal que entiende el ser humano como un todo, interesante.

Efectivamente SHIATSU es una técnica de trabajo corporal japonesa que literalmente significa “presión dedo”. Está reconocida por el Ministerio de Sanidad de Japón desde el año 1957, trabajando así múltiples dolencias.

Los principios sobre los que se asienta provienen de la medicina tradicional china y del masaje tradicional japonés, conocido como AMMA. A mediados del siglo pasado se sistematizó y popularizó en occidente -principalmente Estados Unidos- gracias al trabajo que maestros como Masunaga o Namikosi hicieron de la práctica, incorporando conocimientos de fisiología y anatomía provenientes de occidente.

SHIATSU trabaja entonces con presiones suaves y sostenidas sobre determinados puntos en el cuerpo, los conocidos en medicina tradicional como meridianos. Esta presión es delicada y nace desde el Hara de la persona que imparte. El Hara sería el centro vital del cuerpo, situado en nuestro abdomen bajo. Los meridianos conectarían órganos, tejidos y células y por ellos circula nuestra energía vital.

Además, cada uno de estos meridianos está conectado con una emoción, lo que nos aporta una inestimable información.

Esta energía vital se conoce como Ki en Japón, Ch’i en China o el prana en sáncrito, se traduce literalmente como “aire”, que nos rodea y nos da la vida. Trabajar sobre los meridianos es como mantener limpio de piedras un arroyo, el agua fluye libremente y llega bien a su destino.

Así, con presiones en distintos puntos, podemos mantener “limpios los caminos” y llegamos a un estado de profunda relajación donde somos conscientes de la maravilla de nuestras funciones vitales, la respiración, la circulación sanguínea y la increíble farmacopea que habita en nuestro cerebro y nuestras glándulas cumpliendo su función: endorfinas, oxitocina, dopaminas,… todo al servicio de nuestro bienestar.

Mediante estas presiones SHIATSU te acompaña para mejorar tu bienestar físico y emocional, permitiéndote conseguir una profunda relajación que te pone en mejor disposición para vivir el día a día.

Asimismo, desde SHIATSU puedes tomar conciencia de los patrones y actitudes que te están determinando, ya que estar sano incluye ser consciente de nuestro cuerpo -escucharlo y cuidarlo mediante el ejercicio-, la alimentación, los estiramientos, la meditación,… y así equilibrar su energía, que, en muchas ocasiones se encuentra bloqueada por alteraciones emocionales, cansancio o estrés.

SHIATSU PARA EQUILIBRAR TU CUERPO

TRABAJAMOS DE MANERA GLOBAL PARA TRATAR EL SÍNTOMA LOCAL.

 

Cuando se mantiene el equilibrio entre mente y cuerpo, la persona está sana. Si se puede mantener el equilibrio durante toda la vida, la persona habrá tenido una vida saludable.

Sin embargo, la realidad no es tan sencilla. La vida puede no ser fácil pero puede ser más llevadera con algunas medidas de prevención, y eso es lo que procuramos mediante SHIATSU.

Cuando sufrimos grandes cambios en el medio familiar o laboral como preocupaciones o estrés se altera nuestro equilibrio físico y mental lo que activa el funcionamiento de la homeostasis. Si no tenemos el cuerpo sano, no podemos mantener la estabilidad física y mental y el equilibrio pero si prolongamos en el tiempo situaciones de estrés y sobrepasamos ese límite, el cuerpo puede sobrecargarse perdiendo la capacidad de autoequilibrarse. En este estado la capacidad de autocuración se va debilitando. Nuestro cuerpo envía señales en forma de síntomas: malestar, torpeza, dolor articular, erupciones, debilidad, pérdida de agilidad… Ante cualquier síntoma HEMOS DE ACUDIR AL MÉDICO. Además, si queremos podemos acudir a sesiones de Shiatsu para ayudar a nuestro cuerpo y mente a volver al equilibrio.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies